jueves, 21 de septiembre de 2017

Supurando restos de ti

No sabría explicaros como empezó, lo que si sé es que fue inevitable.
Que desde entonces, esta sonrisa tiene culpable.
Y que mereces la pena, así sin rodeos.

Porque enamoras
Enamoras haciendo creer en el amor eterno
Aunque hayamos vivido todos esos barcos hundidos
Tú, me conviertes en submarino
Y ya no hay marea que se nos resista.

Me encantas porque ardes cuando das amor.
Y siempre salgo a deber en cada uno de tus alaridos.
Dando motivos para avivarme.
Uno, por cada verso escrito, otro, por cada uno que te debo.
Si también es amor decir te quiero entre bambalinas, inmersos en pleno incendio.

Así eres tú.
Tan distópica e inusual a lo conocido.
Con tus principios de "a todas".
Tan diligente y llena de vida
Con el monopolio de mi utópica filantropía
Y sin ánimo de lucro
Aferrados a todo lo recorrido y lo que nos queda por recorrer

Si todavía no sé como te lo montas,
Consumes mis miedos y rebosas mi alegría
Haciendo que cunda el pánico
Porque ya todo me sabe a ti
Y no hay quien te saque de mi cabeza
Supurando restos de ti en cada escenario.




lunes, 28 de agosto de 2017

Me adictas

Todo el tiempo esquivando adicciones
Y apareces en plena noche
Cuando todos los gatos son pardos
Con la cama como único testigo
Y me adictas de arriba a abajo.
Calándolo todo.

Con la que esta cayendo ahí fuera
Y yo centrado en tu cintura
Con esas curvas de 'tramo de concentración de accidentes'
Que mis labios fueron víctimas de sus mordiscos, mi espalda de sus uñas y mis cinco sentidos de todas sus tempestades.
Pa' habernos matao'.

Y en esas me enamora,
Me enamora como nunca antes.
Me deja ver esa parte que nunca quiso exponer al mundo y sin embargo, me la ofrece a mí para habitar en ella.
Y acabo explorando todas y cada una de sus manías, hasta hacerlas mías.

Y me pone.
Me pone como nunca antes.
Me lleva hasta el éxtasis, donde el placer se quedaba pequeño.
Trazando en relieve nuestro lienzo.
Y acabamos poniéndolo todo perdido.
Ya hubiera querido Velazquez pintarla desnuda.

Y llega un momento de la vida
en la que todo pesa.
Y ella se tira encima,
Pero arrasa con todo,
Y me da ese abrazo
que me recompone una vez más.

No nos confundan
Que somos de esos que se viven de verdad
Que se dan la mano para recorrer el mundo
Y nos sobran epílogos.
Si al fin y al cabo, ya tuvimos introducción, y mi nudo no tolera desenlaces.
Concédeme esas dosis de tinta y nos sobrará poesía en el camino hacia el altar.


viernes, 4 de agosto de 2017

Cuando te faltes, cuando me faltes

Pasen y lean, que a esta invito yo.

Desde que tenemos uso de razón nos proponemos conseguir esas metas, esos caprichos, esos sueños que hacen que le pongamos sentido a la vida.
Le damos vueltas a todo lo que nos sucede.
¿Por qué?
¿Para qué?
¿Hacia dónde?

Y quizás deberíamos preguntarnos menos y respondernos más. Quizás la vida esté para darle rienda suelta y ponerle pasión a todo lo que nos propongamos.
Porque la pasión es un motor que sin ella, no entenderíamos las grandes obras universales.
No entenderíamos porque a pesar de conocerte en plena batalla, sigo acampando en tu tejado.
Ni porqué a base de enredos nos anudamos y a base de excesos nos complacimos.

A los hechos me remito, que el pronóstico sigue siendo estable a pesar del estallido.
Y sigo siendo culpable aun declarando mi presunción de inocencia, que ella me abordó y yo iba desarmado e hizo conmigo todo lo que quiso, señoría.

Ya no importa lo que pase el resto de mi vida si te tengo aquí ahora.
Que el tiempo nos busque entre líneas, la cordura en tercera persona, y el amor en su doble sentido.
Que yo me sujeto a la norma que dictan tus aristas cuando cae la noche.
Incluso cuando te faltes, cuando me faltes, búscame al otro lado del muro, invirtiendo en nosotros, que sigues siendo mi apuesta ganadora.


viernes, 28 de julio de 2017

Escalofrío

Fueron unas vacaciones de esas que prometen volver a verte, donde el mar yacía en calma y despertaba lleno de guerra, y estaba ella, tan bonita como siempre, tan guapa como la primera vez que la vi sin ropa con el rimel corrido y exigiendo amor a quemarropa.

Y yo con la piel de gallina, con ese escalofrío del privilegio y la responsabilidad de ser yo, con barra libre de besos y el cartel de no hay billetes a la espalda, porque ella ya lo había recorrido todo.

Le encataba leer en la orilla y yo leerla a ella, ya que siempre fué la mejor de mis historias.

Y allá, dónde todo se torcía, soltaba ápices de amor que enderezaba cualquier día de lluvia.

Nunca olvidaré esas vacaciones, al fin y al cabo, nunca la olvidaré a ella.


martes, 27 de junio de 2017

Contra todo pronóstico

Te hiciste viral en mi vida, sin sondeos, ni recuentos. Llegaste de la nada y te quedaste con todo. En mi cabeza un constante "Abróchense los cinturones, esta noche va a haber turbulencias" y joder si las hubo.

Me diste paz en una vida de guerra. 'Superbia in proelio', resistiendo contra todo pronóstico.
Acrecentaste un cúmulo de deseos que oprimían mis ganas de abordarte en cualquiera de los lugares que siempre imaginé, y acabamos siendo partícipes de todos ellos.

Fuimos la mejor historia jamás contada, nadie supo más de lo que nosotros quisimos.
Dimos rienda suelta a todos nuestros amaneceres.

Te he leído tantas veces, que me conozco todos tus puntos cardinales.
Por eso fuimos, somos y seguiremos siendo.

Sigamos creyendo en nosotros.
Que todos mis miedos se sienten a salvo contigo.
Y tu eres mi única propiedad privada.


jueves, 15 de junio de 2017

El que todo lo quiere, todo lo pierde

El que todo lo quiere, todo lo pierde.
Y te quise a todo tú, hasta acabar perdiéndome en mí.
Yo que creía que esto del amor era un juego de niños y terminé madurando.
Quizás nunca tuve suficiente arena para darte, pero tenía la destreza de darle la vuelta al bulbo de vidrio cuando estaba a punto de desvanecerme, dándole cuerda una vez más.

Era feliz de dentro a fuera, pero de fuera a dentro tenía una batalla campal que sólo la frenaba tu ejército de besos, ese que cuando se iba, daba luz verde a un nuevo caos de jinetes caídos.

Me aferraba a la vida con sólo mirarte, y te miraba, en verso, en prosa y en braile. Te convertiste en la chispa que lo propaga todo.
Sólo necesitaba que me follases con todo el cariño que te deje a deber, por que tú, siempre me diste más que ninguna.

Iba equipado con mi all in de 7 vidas y mi trébol de cuatro hojas, despojando errores hasta el "me quiere"
Y ahora que el tiempo se embala me sobran deseos, ya que, a pesar de todo, cuando soplo las velas, tú, sigues aquí.




martes, 14 de febrero de 2017

La última bala, la que cura

Dejémonos de márgenes y sigamos siendo parte de estos renglones.
Que ya quedaron atrás los "punto y aparte", sigamos siendo ese "punto y seguido", o ese "punto" y punto.
Porque para que seguir escribiendo si podríamos estar follando en mayúsculas y con faltas de ortografía.

Sigamos siendo esa sobredosis de amor que nos excita.
Ese abuso de risas.
Esa necesidad de deslizar tu mano por debajo de mi camisa.
Ese "joder lo que te hacía"
Pero sobretodo sigamos siendo complicidad.
Y riámonos de lo que pase ahí fuera, que ellos nunca podrán vivirlo desde dentro.

Abrázame fuerte y vuelve a decirlo una vez más: "Qué bien se está en casa"
Sigamos fingiendo que esto es común, de lo contrario nos tomarían por locos.
Y me da igual el resto, "juntos somos imparables" y eso es algo que me enseñaste tú.

Eres la última bala, la que cura.
Y te aseguro que tengo un ejército preparado y una amenaza de vida:
O dejas de tratarme así o vas a tener que sufrirme toda la vida.

Porque se creyeron eso de que tú eras el mismísimo diablo.
Pero lo que no sabían es que yo moría por arder en el infierno.
Y que ahora estamos aferrados a mi barco pirata conquistando todas las ciudades que se cruzan en nuestro camino.

Y mira,
Nuestra primera conquista fue Madrid
Y ya nunca será tan de nadie como nuestra.

Dejémonos de márgenes.
Volvamos al "punto" y punto.
Ruego pasar a las faltas de ortografía.